Tienes derecho a la libre elección del taller donde vas a reparar tu vehículo. Es ilegal cualquier restricción y/o limitación de este derecho.

Tienes derecho a una copia de la póliza con todas las cláusulas limitativas de derechos en letra destacada, incluido tu derecho a poner fin al contrato “en la misma forma que hizo su contratación”.

Tienes derecho a que la Aseguradora realice una valoración de los daños que ha sufrido el vehículo.

Tienes derecho a que la Aseguradorate facilite toda la información de la valoración del siniestro y a discutirla fundadamente.

Si eres el perjudicado, la indemnización de los daños sufridos por tu vehículo no se reduce al valor venal que puedas haber contratado o que tenga el contrario en su póliza de seguro, sino que tienes derecho a la reparación de tu vehículo y, en su caso, a su sustitución.

Tienes derecho a conocer cualquier acuerdo al que haya llegado tu Aseguradora con terceros, que pueda afectar a tus derechos derivados de la póliza de seguro, sobre todo en relación con la indemnización en caso de siniestro

Si tienes la cobertura de defensa jurídica, tienes derecho en caso de colisión con otro vehículo asegurado por tu misma Aseguradora a elegir un abogado y procurador para ejercer tus derechos, tanto de defensa como de reclamación, siendo estos gastos por cuenta de dicha aseguradora